Sistema de eliminación de olores para cocina

  • Filtro electrostático
  • Filtro de carbón activado
  • Filtro de ozono

Contamos con un sistema especialmente diseñado para solucionar los problemas de contaminación de olores y humo en el ambiente

Filtración electrostática: Consiste en una serie de filtros eléctricos de acción electrostática, basados en la captación de partículas, por el principio de atracción de éstas por campos eléctricos de cargas contrarias. Este tipo de filtros, son capaces de captar partículas de hasta 0.01micra, siendo el sistema más sofisticado hasta el momento, en la eliminación de humos de vapores grasos.

Filtro de carbón activo: Consiste en hacer pasar el aire que con antelación hemos limpiado de suciedad en los pasos anteriores, entre unos filtros finales rellenos de carbón activo en granos, que en la cantidad apropiada, absorbe los olores. El filtro de carbón activo, cuya función es meramente desodorante, no garantiza la exclusión total de olores, variando incluso su eficacia y la necesidad de un mantenimiento (cambio) frecuente en función, incluso, de los alimentos a cocinar y tipo de cocinado (fritos, pescados, mariscos plancha, etc.).

Generador de Ozono: La función del ozono es la de neutralizar la contaminación química y micro-biológica del aire final, que no es posible eliminar con otros procesos anteriores.

El ozono es oxígeno enriquecido (O3). En nuestro medio ambiente la molécula es inestable, descomponiéndose en oxígeno a medida que se genera con una vida media de diez a quince minutos. El ozono tiene unas propiedades desinfectantes superiores a las del oxígeno: es un potente germicida que destruye toda clase de bacterias y hongos, no permitiendo su desarrollo. Además de eliminar el olor, es antialérgico, antiasmático y no tiene contraindicaciones.

0