Los soldadores se enfrentan a diario a una serie de riesgos provenientes de las sustancias
peligrosas que se generan es los procesos de soldadura, que en muchos casos implican bajas
por enfermedad o incluso jubilaciones anticipadas. Los diferentes métodos de soldadura
generan diferentes cantidades de humos que pueden contener distintas concentraciones de
sustancias peligrosas. Cuanto más pequeñas son las partículas, más peligrosas son, ya que son
más fáciles de inhalar y de que alcancen las zonas más profundas de los pulmones. La cantidad
de humos de soldadura que se forme dependerá del tipo de soldadura y de los materiales
utilizados.
Ofrecemos una gama completa de soluciones, tanto portátiles como estacionarias, diseñadas
de acuerdo a sus necesidades, que le permitirán controlar y mitigar los humos de soldadura y
corte en entornos de producción en los que se trabaje con los tipos de soldadura más
habituales como MIG/MAG, TIG, GMAW, FCAW o SMAW. Ofrecerle estudios preliminares,
planificación, diseño de sistemas, instalación, puesta en marcha y mantenimiento. Podemos
igualmente estudiar la actualización de sistemas existentes y dar asistencia con relación al
cumplimiento de reglamentos y normativas de aire limpio, y soluciones de eficiencia
energética.

0